Para suscribirte al Blog

miércoles, 19 de marzo de 2008

La reforma electoral empieza a recabar apoyos en el PSOE y el PP

SE ABRE EL DEBATE

Los nacionalistas no quieren ni oír hablar del tema, mientras IU y UPyD son sus defensores

Zapatero quiere abrir una «reflexión» y Rajoy incluyó la reforma en su programa electoral.

La reforma de la ley electoral empieza a encontrar respaldo en el PSOE y el PP después de años de negativa rotunda a encararla. José Luis Rodríguez Zapatero ve necesario abrir «una reflexión» al respecto porque la norma tiene aspectos «mejorables». Mariano Rajoy incluyó la reforma en su programa electoral. Los nacionalistas no quieren ni oír hablar del asunto. IU y Unión, Progreso y Democracia, los grandes damnificados por la ley en vigor, la defienden con denuedo.

Uno de los primeros debate de la legislatura que se avecina será el de la reforma electoral, y no será una polémica menor. Chocarán los intereses políticos con la lógica democrática, pero el veto impuesto durante los últimos años por los dos partidos mayoritarios ha perdido firmeza. El presidente del Gobierno no se cierra en banda y dos días después de las elecciones afirmó que «antes o después» habrá que acometer el cambio de la legislación electoral.

Un informe interno de la Fundación Alternativas, en la órbita del PSOE, valora «positivamente» la ley, pero admite que presenta insuficiencias, entre ellas «la sobrerrepresentación de muchas provincias con poca población» y «la subrepresentación de partidos no mayoritarios que dispersan sus votos por todo el territorio nacional». El estudio sugiere elevar de 350 a 400 el número de diputados y reducir de dos a un escaño la representación mínima de algunas circunscripciones.

El líder opositor anunció durante la campaña de las recientes generales que la reforma sería «una prioridad básica» de la próxima legislatura porque la vigente está «caduca y pasada de moda». Pero no para democratizar el reparto de escaños sino para, entre otros objetivos, fijar un porcentaje de votos en todo el territorio nacional a los nacionalistas para menguar su presencia, y por tanto su poder, en la cámara baja.

¿Mantendrán sus opiniones en el Parlamento? El tiempo lo dirá. Un ministro y destacado dirigente socialista cree que la modificación es inevitable porque la ley tiene 30 años, cuando se aprobó la población era mucho menor y se determinó un sistema por provincias.

Radiografía sin cambios

El sistema en vigor, basado en la ley d'Hondt, prima a los partidos mayoritarios y los nacionalistas. Pero la electoral, pese a los temores de muchos, no implicará un cambio en la radiografía política del país, aunque sí una menor representación del PSOE y PP. El 9 de marzo los socialistas lograron 169 escaños y los populares, 154; con un sistema proporcional de circunscripción única, como en las europeas, el PSOE habría obtenido 151 diputados y el PP, 139, mientras que IU, que obtuvo dos diputados, habría sumado 13, y UPyD cuatro.

Con un sistema con circunscripciones autonómicas, los socialistas hubiera sumado 160 y los populares, 147; IU hubiera llegado a los 14 y UPyD, cuatro. Y con un sistema mayoritario por provincias, en el que el ganador se lleva todos los escaños, el PSOE tendría 179 diputados, el PP 171 y el resto nada.

Diario de León

4 comentarios:

Alberto dijo...

Podeis colaborar e informarse de la reforma electoral firmando en:
www.escanosreales.tk
www.escañosreales.es

Capitán Trueno dijo...

Apoyo la iniciativa con mi blog
http://santiagoycierraiberia.blogspot.com/
¿Todos votos valen lo mismo?
Un saludo

Xurde dijo...

Un ciudadano un voto,venga de donde venga.Que los Partidos tengan una representación real por el número de votos obtenidos.Basta de estar coaccionados por Partidos minoritarios que impiden la gobernabilidad.
Librémonos de este mal que destruye nuestra democracia.
Distribuyamos por toda la red este mensaje,consigamos millones de firmas.
Xurde Rocamundi

Xurde dijo...

Pongo también a vuestra disposición mi BLOG;

http://ciutadansarenys.blogspot.com/

Xurde Rocamundi