Para suscribirte al Blog

domingo, 23 de marzo de 2008

PSOE y PP perderían escaños

El actual sistema electoral perjudica a los partidos minoritarios del estado.

PSOE y PP perderían escaños con opciones diferentes al método de Hont por provincias. La formación más beneficiada sería Izquierda Unida, que podría subir de 2 a 14 diputados

ALBERT SOLER. GIRONA. Izquierda Unida sería la fuerza política más beneficiada en caso de cambiarse la ley electoral por opciones diferentes al método de Hont por provincias, mientras PSOE y PP perderían un buen número de escaños.
Las huestes más españolistas de la sociedad y la política se quejan habitualmente de un sistema que permite a los sectores nacionalistas influir en las decisiones del Gobierno -en aquellos casos en las que el partido conforma el ejecutivo no dispone de mayoría absoluta- pese a representar a una pequeña parte de la población; por otra, los partidos que ven como otras formaciones obtienen más diputados pese a haber obtenido mucho menor número de sufragios también expresan su malestar.


Porque, ¿cómo es posible que IU, con 960.000 votos, sólo saque 2 escaños y CiU, con 770.000, conquiste 10? ¿O que UPyD obtenga 1 escaño con 300.000 votos y CC-PNC logre 2 únicamente con 160.000? Todas estas curiosidades numéricas se deben al sistema electoral español, que asigna un número de escaños a cada circunscripción en función de su población y después los reparte según la Ley de Hont, que establece además un mínimo del 3% de los votos útiles para tener derecho a representación. Por tanto, nos encontramos al final con una pequeña elección en cada circunscripción totalmente independiente de las otras circunscripciones.

Pero, llegados a este punto, nos situamos ante la necesidad de desmentir una de las grandes falacias que, por repetidas, mucha gente la tiene ya por una verdad absoluta: los grandes beneficiados de este sistema no son los partidos nacionalistas, sino precisamente los grandes partidos de ámbito estatal. Esta circunstancia se aprecia perfectamente en los gráficos que acompañan al texto: tanto si se cambiase el sistema de Hont para adaptar uno de proporcional puro (tabulado central), como si se mantuviese el de Hont variando la circunscripción (tabulado de la derecha), el PSOE y el PP serían los dos grupos que más diputados perderían, mientras que los partidos nacionalistas experimentarían cambios apenas perceptibles. Por último, con idéntico recuento de votos que el 9-M para circunscripción única pero manteniendo el sistema de Hont (tabulado de la izquierda), PSOE y PP perderían 8 y 7 diputados respectivamente, mientras que el gran beneficiado sería IU, que sumaría 12 escaños a los 2 que consiguío con la circunscripción provincial. La razón, evidente: los votos obtenidos por IU en circunscripciones -o provincias- no computan.

Finalmente, si el sistema de Hont hubiese sido substituido por otro -como el mayoritario por provincias o por comunidades autónomas- PSOE y PP hubiesen aumentado considerablemente escaños aunque acaparando todo el voto ante el miedo a votar inútilmente.

1 comentario:

LL dijo...

veo que has logrado poner en una caja de texto para enlazar, si no es mucha molestia te pediria por favor que me pasaras el codigo de la caja enviandomelo a traves de un correo a: springrevolutiondries@hotmail.com