Para suscribirte al Blog

jueves, 10 de abril de 2008

IU-ICV pide reformar la Ley Electoral para que los extranjeros con tres años de residencia puedan votar y ser elegidos

Los diputados Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida, y Joan Herrera, de Iniciativa per Catalunya (ICV), que comparten grupo parlamentario en el Congreso con Esquerra Republicana (ERC), han registrado una proposición de ley en la Cámara baja en la que proponen que los extranjeros con tres años de residencia o gocen de estatuto de residencia permanente puedan votar y ser elegidos en elecciones generales, europeas y municipales.

Hasta ahora, la legislación electoral española sólo permite votar a los extranjeros en las elecciones municipales, siempre que, en reciprocidad, haya algún tratado que permita el ejercicio del sufragio a los españoles emigrantes en el país correspondiente, caso de los ciudadanos de la UE o de algunos países iberoamericanos. En europeas, obviamente pueden votar los ciudadanos de la UE residentes en España. Por el contrario, en las generales sólo pueden participar aquellos ciudadanos que posean la nacionalidad española.

La propuesta de IU-ICV es que aquellos extranjeros que acrediten tres años de residencia o bien gocen del estatuto de residencia permanente puedan votar y ser elegidos en todos los comicios que se celebren en nuestro país, cumpliendo por supuesto los requisitos de elegibilidad que contempla la elección española.

En su iniciativa, a la que tuvo acceso Europa Press, IU-ICV argumenta que "el reconocimiento de los derechos de ciudadanía es un elemento básico en la integración de los inmigrantes, puesto que evita la discriminación entre los que pueden y los que no pueden votar".

NO VOTAR AHONDA EN LA DISCRIMINACIÓN.

A su juicio, "el hecho de que los inmigrantes no puedan participar en la elección de quienes legislan implica que éstos se interesen en menor cuantía por ello, por lo que se ahonda en la diferenciación y colateralmente en la discriminación". "Permitir a los inmigrantes el voto es coherente con la propia democracia que aboga por la igualdad y el respeto a los demás", proclaman.

"Al reconocimiento de los derechos laborales y sociales debe sucederle el reconocimiento de los derechos políticos --agregan--. Sólo con el pleno reconocimiento de los derechos políticos se logrará la incorporación de los extranjeros a la sociedad como miembros de pleno derecho".

Los diputados de IU-ICV, que para llevar a cabo su propuesta plantean la reforma de las leyes electoral y de extranjería, admiten que también habría que modificar la Constitución de 1978, como ya se hizo cuando se aprobó que los europeos pudieran votar en las elecciones al Parlamento Europeo.

"En el momento de la redacción de la Carta Magna, la situación social estaba muy alejada de la actual --explican--. En aquellas fechas, los artífices del texto constitucional no podían prever la realidad de principios del siglo XXI, en la que los inmigrantes se han convertido en parte inseparable de nuestra sociedad y, en mayor medida, los procedentes de países extracomunitarios".


ATBNoticias

1 comentario:

Enrique dijo...

Mi blog también apoya la causa.

http://nomasmediocridad.blogspot.com/

La unión hace la fuerza!